2º BAT: Los intelectuales contra la Dictadura de Primo

Al igual que otros destacados intelectuales, Miguel de Unamuno mostró su desagrado y se pronunció públicamente contra la dictadura de  Primo de Rivera y el propio Alfonso XIII, llegando a ser por ello expulsado de la Universidad y confinado en Fuerteventura (1924). Tras el indulto, decidió exiliarse en Francia desde donde prosiguió su lucha contra el régimen.

Real Orden disponiendo el cese de D. Miguel de Unamuno.

El Excmo Sr. Jefe del Gobierno, Presidente del Directorio Militar, me comunica la siguiente Real Orden:

Ilmo. Sr.: acordado por el Directorio Militar el destierro a Fuerteventura (Canarias) de D. Miguel de Unamuno y Jugo.

S.M. el Rey (q.D.g) se ha servido disponer: 1º Que el referido señor cese en los cargos de Vicerrector de la Universidad de Salamanca y Decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la misma; y 2º Que quede suspenso de empleo y sueldo en el de catedrático de la expresada Universidad.

Lo que traslado a V.S. para su conocimiento y demás efectos. Dios guarde a V.S. muchos años.

Madrid, 20 de febrero de 1924. El subsecretario del Ministerio, Leániz.

Gaceta de Madrid, 21 de febrero de 1924

La voz de Unamuno:

– “En Carballeda de Abajo o en Garbanzal de la Sierra las más de las gentes no saben leer y los que saben leer, no leen apenas, y son pocas las personas que reciben periódicos. (…) Ir allí a hablar de la libertad de prensa resulta ridículo. Hay en España más Carballedas de Abajo y Garbanzales de la Sierra que Madriles y Zaragozas y como es así el caciquismo prende que es un gozo”. 1895.

– «He salido de la soledad en que continuamente vivo para tener aquí, ante vosotros, una especie de conversación conmigo mismo… pero, volveré a embozarme en mis pensamientos, y volveré allá a afilar la pluma, y acaso, acaso a rumiar de un pasto amargo, de pensamiento, y a cocer en acíbar una porción de hieles que a todas las personas nos están envenenando; nos está envenenando un sistema de gobierno de mentira y de coacción. En esto se pasa indudablemente muchas amarguras. Eso sólo lo saben los que horas y horas se encierran en su casa consigo mismo y saben lo que pasa». Septiembre de 1922. Valencia.

– “Estoy sometido desde hace año y medio a tres procesos. Los tres en Valencia y los tres por supuestas injurias por escrito a S. M.; y estoy en libertad provisional, con obligación de presentarme en el Juzgado los días 1 y 15 de cada mes, con retención de la séptima parte del sueldo. Alcancé el indulto; mas, para obtenerlo, he de someterme a juicio, y no quiero. No paso por esa farsa de que no retire el Fiscal la acusación, o más bien que retire en dos y acaso me condenen en el tercero y me indulten. 1922.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s