Mundo EPA

Así, pues, la instrucción debe ser universal, es decir, extenderse a todos los ciudadanos. Debe repartirse con toda la igualdad que permitan los límites necesarios de los gastos, la distribución de los hombres en el territorio y el tiempo más o menos largo que los niños puedan consagrarle. Debe en sus diversos grados, abrazar el sistema entero de los conocimientos humanos y asegurar en los hombres en todas las edades de su vida, la facultad de conservar sus conocimientos o de adquirir otros nuevos.

Informe Condorcet, 1792

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s